sábado, septiembre 23, 2006

S.T.

sin querer, disimulaste mi nombre
mientras bostezabas
dormida en las sabanas envueltas
entre memorias de olvidadas
promesas junto al castigo que nos
envuelven contra los arrebatos
odiosos de la estirpe y su creacion
el sol en esta tarde, la victoria
endulza lo que fue la derrota

la tortura marco el vigor en mi piel
tendiendo al estilo del galope en el cielo
de los truenos en mi cabeza, el terror
asoma por las cuspides de la gloria,
el fracaso en rosas de mieles
en los agostos perdidos donde
hallan gargantas que digieran el sabor
amargo de las represiones
en los colirios dorsales en las autopistas

2 comentarios:

Squizo_Girl dijo...

Me encantaron sus escritos,la verdad es que cada día son mejores... no tengo mucho ánimo hoy, lo siento...

Besos, solo eso me resta decirle, y que se cuide...

Carol.

anais dijo...

Me gusta la idea de articular según el ritmo de lo que uno lee...
Me encantó!