miércoles, marzo 25, 2009

Un mundo de algo

En un mundo de sonrisas
Fingidas rodeadas por el maquillaje
Rojo, un bandoneón marca la
Nostalgia, verdad que dibuja
Una mueca triste en tus labios

En un atardecer lleno de luz
Parece opaca la realidad
De tu amor, tu voz grita
La ingenuidad, tu voz alza
Un tango de alegrías

Tan Tangible que de tanto exonerar se hace eterno
Hasta al segundo mas fugaz....
Siempre hay discontinuidades inevitables,
Pero no alteran el orden cronológico de cualquier factor: simple
fantasía del transeúnte, que sueña el albergue de oro
montado en una bicicleta, con sueños de cartón,
durmiendo en la vereda, esperando el amor...

2 comentarios:

Nokenicus dijo...

Hola, perdón si comento por acá, solo estoy pasando a saludar y también para invitarte a que pases y veas mi blog a ver si encuentras algo de tu agrado y si te gusta intercambiemos enlaces, una suerte de fucionar dendritas o algo asi diria yo,je.
Saludos y hasta la proxima.

Verònica dijo...

es una belleza èste.. la verdad que los ùltimos versos me hicieron sentirme..
besos,

Vero.