martes, enero 01, 2008

Bailarina de seda

en el recorrido de tu piel por debajo de mis uñas,
la noche no es eterna,
la luna es testigo
de nuestros besos, nuestro abrazos

el dolor se hace ausencia
cuando tus manos
posas en mi rostro,
la soledad es ajena
cuando tus brasos
cubren mi cuerpo

pasiones derretidas en enero
de seda bailarina danzas
en el verso del poeta solitario
en lagrimas de rosas hecha cancion

el dolor se hace ausencia
cuando tus manos
posas en mi rostro,
la soledad es ajena
cuando tus brasos
cubren mi cuerpo

en la belleza de soñarte tanto
como te quiero como te pienso
escondienonos de la nada,
nos escapamos de un todo

el dolor se hace ausencia
cuando tus manos
posas en mi rostro,
la soledad es ajena
cuando tus brasos
cubren mi cuerpo

donde parece que brille el sol,
donde parece que mueren las estrellas,
cuando todo sea al alcance
todo mas lejos estara

5 comentarios:

Tyan dijo...

hasta donde lei, digamos que... apasionan y atrapan tus letras, desde ya que me falta mucho por leer, gran reperterio, y ... me haces acordar a mi por aquella epoca... hace ya algunos años.

saludos

te agrego a mis links...

Matías dijo...

gracias por pasarte por mi pagina.

Saludosssss

La Maga dijo...

tambien aca,en tus letras encontre muchas cosas que me gustaron muchisimo.te felicito de corazon,besos

Fhayruz dijo...

Hola!

Me sorprenden mucho tus poemas, son buenos, les sobra sentido y sensibilidad...hasta hace no mucho tiempo yo solía escribir poesía también, pero para eso necesito estar triste y por quien me acompaña hoy eso se me hace muy difísil (tengo suerte).

Hay una cosa en lo que escribes, un detalle, que me gusta mucho, que le da cierta fuerza, personalidad y que es un recurso que yo suelo usar mucho tembién y es la repetición que es del tipo de recursos literario que no es que uno "quiera usar" si no que sólo sale mientras se escribe...

Y bien mi querido hongo psicodélico, muchas gracias por pasar por mi espacio y da por hecho que andaré por acá seguido y trataré de dejar siempre una humilde opinión sobre tu buen trabajo.

SALUDOS!!!

Verònica dijo...

asi es... es un ausente el dolor cuando nos encontramos encontrandonos, valga la redundancia con esa presencia que necesitamos.. que hace falta.. esas manos, esos brazos capaces de hacernos olvidar el resto de las cosas.. beso, muy bonito!